Indignación y preocupación entre los vecinos de la localidad.

Avinyonet del Penedés es un municipio de Cataluña. Perteneciente a la provincia de Barcelona en la comarca del Alto Penedés. Su población según datos de 2019 es de 1701 habitantes. La capitalidad del municipio corresponde a Avinyó Nou.

Es un municipio clásico del Penedés. Gran parte de su población vive de la agricultura y las explotaciones vitivinícolas. Algunos trabajan en factorías cercanas. La mayoría de fincas que se reparten por las siete poblaciones que lo integran las ocupan viñedos. El cava es el gran protagonista de la comarca. Una espesa columna de humo blanco que genera una fábrica donde se produce alcohol para el espumoso delata la importancia del cava.

 

 

Todos estos datos serían de poca importancia si no fuese por unos hechos que ocurrieron la pasada semana y que ayudan a ilustrar la deriva que está tomando el problema de la okupación ilegal, afectando ya no solo a grandes ciudades sino también a pequeñas y tranquilas poblaciones.

Cuando el pasado jueves, día 3 de septiembre, los vecinos más madrugadores encendían su radio mientras preparaban el café, como hacen cada mañana, pudieron escuchar una noticia que afectaba a su localidad.

“Un balazo exterior disparado con una escopeta atravesó un vidrio de una de las aulas y una pizarra digital de la escuela municipal.”

Los hechos fueron descubiertos por el profesorado de la escuela y denunciados al teléfono de emergencias 112 y a los Mossos d’Esquadra, que han abierto diligencias y la investigación del caso. El centro escolar cuenta con unos 90 alumnos matriculados. El Ayuntamiento de Avinyonet ha llegado a “pedir y recomendar” que no reabra la escuela si no se ofrecen garantías de seguridad, y la mayoría de padres no quieren llevar a sus hijos a las aulas.

 

 

La dirección del colegio y el AMPA acordaron conjuntamente no abrir la escuela el próximo lunes 14 de septiembre, día en que comienza el curso escolar en Catalunya, por la “seguridad” de los niños y de los vecinos de Avinyonet del Penedès.

Todo ello ha sido un episodio más del drama que se vive en este pequeño municipio en el que hay varias viviendas ocupados justo en frente de la escuela. Las casas pertenecen a un fondo buitre. “Hace un año y medio que tenemos este problema y desde la Generalitat no nos hacen caso, ya estamos muy hartos”, explica el alcalde, César Herráiz.

El tiroteo que ha provocado desperfectos en la escuela ha sido “la gota que ha colmado el vaso”. “No son ocupaciones para vivir, es gente que lo utiliza de almacén para las plantaciones de marihuana, y periódicamente hay peleas, carreras de coches, enfrentamientos o problemas con perros peligrosos”

El alcalde ha señalado a los moradores de un conjunto de seis casas ocupadas en el entorno de la escuela. Dice que los últimos hechos son “gravísimos” e “inaceptables”, y que la inseguridad es “creciente y descontrolada”. Llega a afirmar el señor Herraiz, que ha pedido “por activa y por pasiva”, soluciones a la ocupación ilegal de las casas situadas enfrente de la escuela, que “a causa de la inhibición de todo el sistema, la situación solo puede acabar en incidentes o en incluso muertes, tarde o temprano”.

El Ayuntamiento de esta población del Penedès ha formalizado una decena de denuncias por inseguridad en el último año. Incluso han enviado cartas a la propiedad de las casas ocupadas para intentar encontrar una solución. Lamentan que hasta ahora la Generalitat no les ha dado ninguna solución.

La concejal de Seguridad Ciudadana, Núria Catà, afirma que los hechos “han encendido a la población” y que la situación es “tensa”. La concejal de Ensenyament, Anna Maria Esteve, dice que “vivimos el dilema de que abramos las escuelas tras tomar las medidas de seguridad por la pandemia mientras nosotros nos vemos obligados a pedir no reabrir si no hay seguridad física”. Añade que “las familias de los alumnos están muy nerviosas”.

Apunta el alcalde, que si la Generalitat abre las puertas del colegio, desde el consistorio “cortaremos el grifo del mantenimiento” , porque no quieren tener “ninguna responsabilidad”. Respecto a las ocupaciones, Herráiz exige que haya una actuación rápida, porque los vecinos “están hartos y puede haber problemas graves”.

 

Fuentes: e-Noticies, El Periódico, La Vanguardia, LibreMercado.

Noticias recomendadas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies