Los vecinos de la localidad de Santovenia de Pisuerga (Valladolid) en guardia por la okupación ilegal de una vivienda.

La plataforma Santovenia Unida, formada por vecinos de este municipio vallisoletano, paró el pasado viernes 12 de junio, una nueva okupación en una vivienda situada en la calle Fuente Pioja de la localidad y en la que tuvo que intervenir la Guardia Civil.

Los hechos comenzaron sobre las 18.00 horas del viernes cuando los anteriores inquilinos, también okupas, salieron de la vivienda después de haber sacado todos sus enseres en los últimos días.

Un movimiento del que se percataron los vecinos del inmueble y que pusieron en conocimiento de los propietarios de la vivienda que, según señalan, pertenece a una entidad bancaria. “A pesar de los reiterados avisos que les hicimos, no obtuvimos más que palabras”, lamentan.

Media hora después, sobre las 18.30 horas, llegaron a este domicilio tres personas que okuparon la casa. Fue entonces cuando los vecinos comenzaron a juntarse en la puerta de la vivienda hasta que a las 23 horas llegaron varias patrullas de la Guardia Civil tras la llamada de los ciudadanos que intentaban poner freno a la situación.

 

 

Tras varias conversaciones entre Guardia Civil y las tres personas que iban a ocupar el inmueble, un vehículo particular vino a recogerles y abandonaron el lugar. Los agentes del Instituto Armado desplazados a Santovenia de Pisuerga precintaron la vivienda que llevaba “más de año y medio ocupada“.

Es la segunda vez que el movimiento vecinal impide la ocupación de una vivienda en menos de un mes. El pasado 16 de mayo hicieron lo propio en un inmueble de la calle Vado. La acción de varios ciudadanos impidió la entrada a un inmueble y que también precisó de la intervención de la Benemérita que precintó el edificio.

 

Santovenia Unida

La plataforma vecinal Santovenia Unida surge para poner freno a la alta okupación ilegal en el municipio.

Todo comenzó el pasado 9 de junio cuando muchos vecinos de la localidad se concentraron espontáneamente para hacer visible su preocupación ante el elevado número de viviendas okupadas que hay en el municipio.

Cazuela en mano, con mascarillas, respetando la distancia de seguridad, y con la intención de repetir, durante las próximas tres semanas, con manifestaciones que recorran las viviendas afectadas, según ha apuntado uno de los portavoces de la plataforma a Europa Press.

La protesta, que comenzó a las 20 horas en las inmediaciones del parque El Remuel, congregó a casi 200 vecinos, según los organizadores, entre los que se encontraban representantes de todos los grupos políticos, incluido el alcalde de la localidad, Bernardo Canedo López.

 

 

Desde la plataforma han mostrado su satisfacción por la respuesta vecinal que refrenda la “inquietud” que hay en el municipio por la okupación y todos los problemas de inseguridad que está generando. En este sentido, desde Santovenia Unida avanzan que la plataforma está preparando estatutos y Junta Directiva para formar una asociación vecinal e “implicar” así al mayor número de personas posible.

Cabe destacar que la localidad aglutina el 62 por ciento de las viviendas ocupadas en toda la provincia, un total de 26. La Subdelegación del Gobierno mantuvo la semana pasada una reunión con el regidor de esta localidad y los alcaldes de cuatro municipios más (Cabezón, Zaratán, Renedo, Cigales) para tratar de determinar protocolos de actuación en caso de nuevas okupaciones y conocer cómo se encontraban los procesos de desahucios.

En este sentido, el subdelegado del Gobierno en Valladolid, Emilio Álvarez, hizo un llamamiento a la tranquilidad. “Entendemos que si hay gente que ocupa las viviendas y tienen comportamientos incívicos haya preocupación y malestar”, pero los problemas pueden ser mayores, ha advertido, si los ciudadanos se toman la “justicia por su mano”.

Por eso, insistió, es importante recurrir a los “cauces legales”. “Se van a llevar a cabo todos los desahucios que la Justicia considere”, explicó para asegurar que aquellas viviendas “más problemáticas” están controladas por la Guardia Civil. En este punto, rechazó que haya sensación de inseguridad en municipios como Santovenia, y habla de hechos “aislados”.

De las 26 viviendas ocupadas, dos pertenecen al Sareb, según precisaron fuentes de la sociedad a Europa Press. En ambos casos se presentaron las pertinentes denuncias, una en mayo de 2019 y otra en octubre del mismo año, admitidas a trámite y que están en manos de los juzgados.

 

Fuentes: el día de Valladolid, Europa Press, Notycias Cyl, 20 minutos

Noticias recomendadas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies